Aquí no hay playa

Tras volver de unas reparadoras vacaciones en el Sur de España, he vuelto a la capital con las fuerzas renovadas. Han sido quince días tomando el sol y disfrutando de aquello que aseguran The Refrescos que no hay en Madrid: ¡¡playa!! -aunque ya haya una artificial en Parla y otra en el nuevo Madrid Río-.

Cuánto han cambiado las cosas -y Madrid- desde que este grupo creado en Madrid petara los altavoces de los Seat 127 en el verano de 1989. Convertido en éxito del verano, por encima incluso del incombustible Georgie Dann, desde entonces no ha dejado de sonar en los bares de copas y pubs madrileños, haciéndonos sentir orgullosos, por qué no, de no tenerla.

Aquí no hay playa

Podéis tener Retiro, Casa Campo y Ateneo,
podéis tener mil cines, mil teatros, mil museos,
podéis tener corrala, organillos y chulapas,
pero al llegar agosto, ¡vaya, vaya!

Aquí no hay playa. ¡Vaya, vaya! No hay playa. ¡Vaya, vaya!

Podéis decir a gritos que es la capital de Europa,
podéis ganar la Liga, ¡podéis ganar la Copa!,
afirmaréis seguros que es la capital de España…
pero al llegar agosto, ¡vaya, vaya!

Aquí no hay playa. ¡Vaya, vaya! No hay playa. ¡Vaya, vaya!

Podéis tener hipódromo, Jarama y Complutense
y al lado la Moncloa donde siguen los de siempre,
podéis tener el mando del imperio en vuestras manos,
pero al llegar agosto y el verano…

Podéis tener la tele y Los 40 Principales,
podéis tener las Cortes y organismos oficiales,
el Oso y el Madroño, Cibeles, Torrespaña,
pero al llegar agosto, ¡vaya, vaya!

Aquí no hay playa. ¡Vaya, vaya! No hay playa. ¡Vaya, vaya!

¡Escucha, Leguina!

Podéis tener Movida ¡hace tiempo!,
Movida promovida por el Ayuntamiento,
podéis rogar a Tierno o a Barranco o al que haya,
pero al llegar agosto, ¡vaya, vaya!…

Aquí no hay playa. ¡Vaya, vaya! No hay playa. ¡Vaya, vaya!

Anuncios

Pongamos que hablo de Madrid

He querido comenzar esta nueva categoría Canciones de Madrid con la mítica y reversionada canción de Joaquín Sabina. Aunque personalmente este cantante no me cae especialmente bien, hay que reconocer su labor artística como compositor, poeta y cantante.

A continuación os adjunto el homenaje que hicieron al cantante jienense el grupo madrileño Los Porretas, que me parece más cañera y son mucho más salados. Os dejo más abajo la letra por si queréis hacer karaoke.

Pongamos que hablo de Madrid

Allá donde se cruzan los caminos,
donde el mar no se puede concebir,
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid.

Donde el deseo viaja en ascensores,
un agujero queda para mí,
que me dejo la vida en sus rincones,
pongamos que hablo de Madrid.

Las niñas ya no quieren ser princesas,
y a los niños les da por perseguir
el mar dentro de un vaso de ginebra,
pongamos que hablo de Madrid.

Los pájaros visitan al psiquiatra,
las estrellas se olvidan de salir,
la muerte viaja en ambulancias blancas,
pongamos que hablo de Madrid.

El sol es una estufa de butano,
la vida un metro a punto de partir,
hay una jeringuilla en el lavabo,
pongamos que hablo de Madrid.

Cuando la muerte venga a visitarme,
que me lleven al sur donde nací,
aquí no queda sitio para nadie,
pongamos que hablo de Madrid.