¿Por qué a los madrileños se les llama «gatos»?

Muralla árabe de Madrid

Restos de la muralla árabe de Madrid.

¿Por qué a los madrileños se les llama «gatos»?

Ayer, Carmen, una de nuestras lectoras, realizó un comentario en la entrada sobre la estatua de la libertad madrileña, en la que se preguntaba por las historia de los gatos en Madrid. Resulta difícil afirmar que en Madrid haya más gatos que en otras ciudades españolas, europeas o mundiales, pero sí conocemos el origen legendario sobre por qué a los madrileños -bueno, más bien a los de tercera generación- se les identifica con este felino. ¿Queréis saber cuál es? ¡Pues no dejes de leer!

Corría el año 1085…

El rey castellano leonés Alfonso VI se propuso reconquistar la ciudad de Toledo, por aquel entonces en manos de los musulmanes. Sin embargo, en su camino tenía que franquear la dura barrera defensiva creada por Mohammed II en el siglo IX, donde Mayrit era el bastión más inexpugnable.

Tras varios días de asedio infructuoso, uno de los soldados castellanos propuso a sus superiores una solución. Este soldado conocía bien la ciudad y los puntos débiles de la muralla, ya que era un madrileño cristiano que huyó junto a otros para unirse a las tropas de Alfonso VI. Después de mucha deliberacion, los mandos decidieron llevar a cabo el plan de conquista.

Llegó el día de poner en práctica el plan. Un grupo de soldados marchó con el joven mozo hacia uno de los puntos débiles de la muralla y éste, ayudado de una daga que iba clavando en las juntas de la muralla, logró escalarla y coger por sorpresa a los vigilantes musulmanes de la plaza. Los soldados comentaron entre ellos la habilidad trepadora del mozo y le compararon con un gato.

No quedó constancia del nombre del mozo trepador, pero sí del apodo que recibió: gato. Tanto es así que, como sucedía en muchos pueblos hasta hace bien poco, el mote tornóse apellido familiar. El linaje de los Gato al tiempo se convirtió en sinónimo de nobleza castiza, y todo aquel que se considerase madrileño de pura cepa lo lucía con orgullo entre sus apellidos. Ser un Gato equivalió a ser madrileño original. Uno de ellos, Juan Álvarez Gato, tiene un famoso callejón cerca de la plaza de Santa Ana.

Calle de Álvarez Gato

Calle de Álvarez Gato.

Anuncios

La iglesia más antigua de Madrid

Ermita de Santa María la Antigua (Carabanchel)

Ermita de Santa María la Antigua (Carabanchel)

La iglesia más antigua de Madrid

Recientemente, se ha hablado mucho sobre una placa retirada del cementerio parroquial de Carabanchel Bajo por parte de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Madrid. Sin entrar en polémicas sobre si está mal o bien, he querido traeros una nueva entrada sobre esta ermita que se levanta junto a este cementerio que, como bien indica el nombre, se trata de la más antigua del actual municipio de Madrid: la ermita de Santa María la Antigua.

En la calle de Monseñor Óscar Romero, fuera de todos los itinerarios turísticos habituales, se levanta esta ermita de Santa María la Antigua, la más antigua del Madrid actual. Esto se debe a que Carabanchel no se incorporó al municipio de Madrid hasta bien entrado el siglo XX, siendo independiente hasta entonces. Así pues, debido a esto, esta ermita ha desbancado de la primera posición a la iglesia de San Pedro el Viejo, la más vetusta, eso sí, del antiguo Madrid. Ésta es, pues, la primera curiosidad que esconde.

Ermita de Santa María la Antigua (Carabanchel)

Ermita de Santa María la Antigua (Carabanchel)

Os podéis preguntar… ¿y cómo sabemos su antigüedad? Para ello, tenemos dos fuentes: en primer lugar, los restos que en ella se conservan. A pesar de las sucesivas remodelaciones, se han encontrado restos de pinturas románicas y mudéjares. Así, algunos historiadores han datado su edificación en el siglo XIII, por el tipo de arquitectura rural -Carabanchel era un pequeño pueblo dependiente de la diócesis de Toledo-, además de por los restos pictóricos hallados en su interior. Éstos se encuentran en muy mal estado, y se reducen a unas pinturas que decoran las columnas que sostienen el coro -con escenas de la vida de san Isidro y con escudos de Castilla y León (de estilo mudéjar)-; y lo que parecen las pinturas de los pies de un santo (de origen románico).

Por otra parte, tenemos una segunda fuente: el códice de Juan Diácono sobre la vida y milagros del patrón de san Isidro Labrador. Es tradición que san Isidro visitaba esta ermita con frecuencia, ya que labraba los campos que Iván de Vargas tenía en los Carabancheles. Más aún, en su interior se ha hallado un pozo con una inscripción del siglo XVIII que reza “Pozo de Sn. Ysidro”. ¿Pudo el santo abrirlo, como hizo con otros muchos de la ciudad de Madrid?

Sin embargo no acaba aquí su relación con el santo patrón, sino que también Juan Diácono ubica en las proximidades de esta ermita dos de sus milagros: el de la merienda -o del pan y del queso- y el del lobo.

Sin duda alguna, la ermita que vio san Isidro en el siglo XIII no sería igual a la que vemos hoy en día; pero sí que se puede afirmar que existía entonces, como bien atestiguan algunos de sus restos y tradiciones.

¿De dónde viene el nombre del Campo del Moro?

El Palacio Real desde el Campo del Moro

El Palacio Real desde el Campo del Moro

¿De dónde viene el nombre del Campo del Moro?

Como muchos de vosotros sabéis ya, Madrid fue fundada por los musulmanes en el año 852 por el emir de Córdoba Mohamed I. No nos quedan muchos restos de entonces, tan sólo parte de la muralla y alguna que otra torre defensiva. Sin embargo, actualmente hay uno de los jardines más hermosos de Madrid entre el Palacio Real y el río Manzanares cuyo nombre es Campo del Moro que algunos creen que es de esa época y que tenía relación con la fundación de nuestra capital… ¡pero no es así! ¿Quieres conocer de dónde viene el nombre de este parque y algún secreto que esconde? Pues sólo tienes que seguir leyendo.

Para conocer el origen del nombre del Campo del Moro tenemos que retroceder en el tiempo hasta el siglo XII, en concreto hasta el año 1109. Madrid ya había sido conquistada (que no reconquistada, ya que no existía como ciudad en tiempos de los visigodos) por los cristianos. Pero, como tierra fronteriza, mucho tiempo corrió peligro de volver a caer bajo el yugo de la media luna. En una de esas avanzadillas árabes hacia el Norte, las tropas almorávides, al mando de Alí ben Yusuf, levantaron un campamento de asedio extramuros de la ciudad, justo en frente del antiguo alcázar medieval. Por este motivo, recibió el nombre de Campo del Moro esta zona próxima al alcázar. Allí asentados, pretendían mermar tanto la moral como los sumistros de los habitantes de la villa.

El milagro de la Virgen de la Almudena

Los madrileños, resignados ante el ímpetu musulmán, no disponían de medios materiales para expulsar a los árabes de las proximidades de Madrid. Sin embargo, un día los madrileños comprobaron que los musulmanes levantaban el sitio sin explicación alguna. ¿Qué había sucedido?

Pues bien, cuenta la leyenda que los madrileños sí que tenían el apoyo divino ya que la Virgen de la Almudena intercedió en su favor. ¿Cómo? Se dice que a través de un brote de peste que sólo afectó a las tropas sitiadoras. Ya veis, un milagro de Nuestra Señora que los madrileños agradecieron con un Te Deum y sacando a la Virgen en procesión.

Otras curiosidades

Quizás una de las historias más conocidas sobre el Campo del Moro es la del fantasma embozado. Se decía que por los sinuosos caminos del parque un fantasma embozado se aparecía a las jóvenes cortesanas, las únicas que entonces tenían acceso al jardín. El aparecido, con intenciones galantes, les contaba que era un espíritu dolido por el amor no correspondido de una mujer. Lo que resultaba más curioso de esta historia es que las damas, lejos de amedrentarse, le seguían el rollo y al final caían en su engaño.

Durante muchos años, muchas mujeres que quedaban embarazadas de un padre desconocido acusaban a este fantasma embozado como culpable, lo cual indica que, a lo mejor, no era tan étereo como se creía…

Por último, hay otra leyenda que nos lleva a la Edad Media, en concreto al reinado de Juan II, padre de la reina Isabel la Católica. Entre los múltiples regalos que recibían los reyes, a Juan II le regalaron un osezno, el cual iba acompañado por su domador húngaro. Los métodos que utilizaba este domador eran realmente violentos, basados en maltratos y golpes. Una mañana los barrotes de la jaula del animal estaban forzados y ambos, domador y osezno, habían desaparecido misteriosamente. La leyenda cuenta que por las noches se oyen gruñidos, se ven sombras entre los árboles y se sienten movimientos extraños. Los testigos de tan inquietante escena afirman que se trata de un oso furioso que persigue a una persona, quizás el domador que tan mal le hizo pasar en vida… ¿Te atreves a pasar una noche en el Campo del Moro para comprobarlo?

Programa de visitas del mes de enero de 2015

Programa del mes de enero de 2015

Programa del mes de enero de 2015

Programa del mes de enero de 2015

Aquí tenéis el programa de visitas de enero de 2015: el Madrid de los Borbones, la Gran Vía, el Madrid de las Letras y un Madrid galdosiano. Estas son las propuestas que desde RUTAS POR MADRID os ofertamos. ¡Ya estáis tardando en apuntaros!

Aprovechando la ocasión, queremos desearos desde RUTAS POR MADRID un muy feliz año 2015 y que todos los deseos (bueno, aunque sea alguno…) que tengáis para este nuevo año se os cumplan.

¡Feliz año 2015!

¡Animaos a conocer Madrid con nosotros!

¡¡Ya hemos cumplido un año!!

Rutas por Madrid

Rutas por Madrid

¡¡Ya hemos cumplido un año!!

Pues sí, amigos, el blog de Rutas por Madrid cumplió un año y qué mejor que hacer un balance de este periplo. Lo que comenzó como una actividad de ocio se ha convertido en un proyecto serio y con muchas posibilidades de prosperar. Pero no sólo es mi labor, sino un trabajo compartido con todos vosotros, quienes apoyáis este proyecto siguiendo el blog, ya sea porque os habéis suscrito, lo seguís en Facebook o Twitter… ¡Gracias a todos! Y, de entre todas estas personas, quisiera agradecerle especialmente a Teresa toda su ayuda y aliento.

Balance del blog

Hemos recibido un total de 2.810 visitas en este año, lo que hace una media diaria de 7,70 visitas. ¡Está fenomenal!… Pero tenemos que superarlo. Nos han visitado desde muchos países de los cinco continentes. Como una imagen vale más que mil palabras, os adjunto una imagen de las visitas por países.

Visitas por países

Visitas por países

Por último, comentaros que de entre las 56 entradas publicadas, la que más visitas tuvo fue la de Los secretos de la estación de Tirso de Molina, con un total de 103 visitas. No en vano, el día de su publicación llegamos al récord de visitas en un mismo día, dejando la marca en 139 visitas. ¡Gracias a todos!

Balance de las redes sociales

En cuanto a las redes sociales, la página de Facebook del blog de Rutas por Madrid ha alcanzado este año un total de 213 seguidores. En Twitter tampoco está mal la cosa, ya que 113 tuiteros siguen a @RutasPorMadrid. ¡Está genial! Pero hay que seguir creciendo.

Por hoy (que no por este año) ya es suficiente. De nuevo daros las gracias por vuestro apoyo y por hacer de Rutas por Madrid un pequeño punto de referencia de nuestra ciudad: Madrid.

¿Cómo seguir el blog de Rutas por Madrid?

¿Cómo seguir el blog de Rutas por Madrid?

Muchos de vosotros me habéis preguntado cómo podéis seguir el blog de Rutas por Madrid para estar al corriente de todas sus novedades. Rutas por Madrid actualmente tiene varios perfiles (Facebook, Twitter, el propio blog, y otros que están por venir…), pero he pensado la manera de hacéroslo más fácil. ¡Vamos a ello!

1.- Seguir el blog desde Facebook

Si estáis en la vuestro perfil de Facebook y queréis seguir el blog, tan sólo tenéis que darle al “Me gusta” que aparece justo debajo de la cabecera. Os adjunto una imagen para que lo veáis.

Me gusta desde Facebook

“Me gusta” desde Facebook

Si has entrado en el blog (rutaspormadrid.wordpress.com), lo único que tenéis que hacer es darle al “Me gusta” que aparece en el enlace de la columna de la derecha.

Sigue el blog en Facebook

“Me gusta” desde el blog

2.- Seguir el blog desde Twitter

Eres un twittero y has llegado por casualidad al blog de Rutas por Madrid. Lo has visto, te ha gustado y tienes ganas de recibir toda la información que se publica a través de Twitter. Pues bien, si estás en tu perfil de Twitter, tienes que buscar @RutasPorMadrid y darle al recuadro de “Seguir”, como aparece en la siguiente imagen.

"Seguir" desde Twitter

“Seguir” desde Twitter

Al igual que con Facebook, también podéis darle a “Seguir” desde el propio blog. Tan sólo tenéis que pulsar el recuadro de “Seguir” que aparece en el enlace a Twitter que hay en la columna de la derecha. De nuevo, una imagen vale más que mil palabras.

"Seguir" desde el blog

“Seguir” desde el blog

3.- Seguir el blog por correo electrónico

Por último, si no tenéis ni perfil de Facebook ni de Twitter, también podéis recibir todas las novedades del blog en vuestro correo electrónico. Tendríais que suscribiros a él y así, cada vez que se publique alguna entrada nueva en el blog, os llegará un mail a vuestra bandeja de entrada, para que podáis disfrutar de su lectura. Os pongo una imagen señalando dónde tenéis que pulsar.

Suscríbete al blog

Suscríbete al blog

¿Qué os ha parecido? ¿Sencillo, no? ¡Ya no tenéis excusas para no seguir el blog de Rutas por Madrid!