Los leones de la diosa Cibeles

Fuente de Cibeles

Fuente de Cibeles

Los leones de la diosa Cibeles

Hace un tiempo hablábamos sobre la historia de dos famosos leones que hay en la ciudad de Madrid. Sin embargo, mientras que entonces comentábamos las dificultades en su elaboración, en esta ocasión retrocedemos en el tiempo hasta la antigüedad clásica para conocer por qué los nombres de los leones de la Cibeles son Atalanta e Hipómenes y por qué tiran de su carro. ¿Quieres saberlo? ¡Pues sigue leyendo!

El mito de Atalanta

Atalanta fue una heroína originaria de Beocia, una tierra dura y montañosa como es la península Balcánica. Mucho más dura fue su infancia, abandonada por su padre, quien sólo quería tener hijos varones, fue criada por una osa y, posteriormente, por un grupo de cazadores, de los que aprendió todas sus habilidades cinegéticas. Al llegar a la juventud, decidió permanecer virgen, consagrándose a la diosa de la caza, Artemisa. Sin embargo, un oráculo le predijo a la joven Atalanta que en el momento que se casase se convertiría en un animal.

Se hizo muy conocida en toda la Hélade por sus proezas, especialmente por las relacionadas con la caza (participó, por ejemplo, en la caza del jabalí de Calidón) o por su rapidez, imposible de vencer por cualquier hombre. Por ello, para evitar que el oráculo se cumpliese, Atalanta decidió que aquel que quisiese casarse con ella tendría que vencerla en una carrera; y, si no lo conseguía, el candidato encontraría la muerte a manos de su pretendida.

Varios candidatos habían caído en el intento, hasta que llegó Hipómenes, quien contó con la ayuda de Afrodita, la diosa del amor, para vencer a Atalanta. Ésta le dio unas manzanas doradas que Hipómenes debía ir soltando cada vez que la veloz heroína fuese a darle alcance. Así hizo y así logró la mano de Atalanta.

Los enamorados vivieron felices durante un tiempo. Un día, en una de sus cacerías, encontraron un templo de Cibeles, diosa de la Madre Tierra, y ebrios de pasión yacieron dentro de él. Este hecho llegó a los oídos de Zeus quien, encolerizado, convirtió a los dos amantes en leones, cumpliéndose así el oráculo, condenándolos a tirar del carro de la diosa regente del templo donde cometieron el sacrilegio.

Hipómenes y Atalanta, Guido Reni

Hipómenes y Atalanta, Guido Reni

¿Y por qué son dos leones macho?

Zeus no sólo castigó a los enamorados convirtiéndolos en leones sino que, además, quiso que ambos fuesen del mismo sexo. ¿A qué se debe esto? En Grecia, donde sí había leones, se creía que éstos no se reproducián entre sí, sino que lo hacían con hembras de leopardo -desconocían, por tanto, la existencia de las leonas-. Por otra parte, podemos pensar que Zeus también quiso matar el amor entre Atalanta e Hipómenes impidiéndoles amarse a pesar de su estado animal. Es por ello, si os fijáis, que los leones de la Cibeles no se miran, ignorándose, como si entre ellos jamás hubiese existido vínculo alguno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s