… Y la ronda del pecado mortal

Pecado Mortal

Convento de María Magdalena de la Penitencia.

La ronda del pecado mortal

Además de la ronda del pan y huevo, en la que hablamos en el post anterior, en el Madrid antiguo hubo alguna más. En este caso nos referimos a la conocida vulgarmente como la ronda del pecado mortal. Si queréis saber de qué se trataba, ¡aquí tenéis este post!

La ronda del pecado mortal tenía como fin la salvación del espíritu, especialmente de las prostitutas y mancebas. Los mecanismos que utilizaban los miembros de la Santa y Real Hermandad de María Santísima de la Esperanza y el Santo Zelo en la Salvación de las Almas para conseguir tal fin eran dos. En primer lugar, ofrecer misas para pedir por la salvación de las almas pecadoras; y, en segundo lugar, uno mucho más espeluznante y convincente: todas las noches, sobre las doce, sus miembros salían en procesión acompañados de un farol y una campanilla. La imagen debería de ser tétrica, ya que en una ciudad tan oscura como Madrid a esas horas la procesión infundiría pavor a quienes se cruzasen con ella. Pero eso no es todo, ya que acompañaban su deambular coreando las siguientes tonadillas frente a las mancebías o garitos donde se desarrollaban las actividades inmorales:

Alma que estás en pecado,
si esta noche te murieras,
piensa bien a dónde fueras.

Para los cuerpos que pecan
en tactos y viles gustos,
hay los eternos disgustos.

Mujer mundana, si tienes
los pies en la sepultura,
¿qué pretende tu locura?

Esa culpa que cometes,
mira atento y considera,
que podrá ser la postrera.

De este sueño en que te tiene
tu viciosa vida, adivierte
no te despierte la muerte.

Aunque tus culpas confieses,
si no dejas la ocasión
cierta es tu condenación.

La ronda del pecado mortal está íntimamente relacionada con el convento de María Magadalena de la Penitencia, situado en la calle de Hortaleza. Aún hoy está en pie, pero con un fin totalmente distinto, ya que el edificio pertenece, tras muchos años cerrado, a la UGT (Unión General de Trabajadores). A pesar de que fue Felipe V quien fundó la hermandad, el convento ya existía desde 1622. El convento era conocido como “de las recogidas”, ya que allí era el lugar donde eran llevadas las prostitutas y mancebas arrepentidas.

Al igual que la ronda del pan y huevo, ésta perdió toda su espectacularidad con la llegada a Madrid del alumbrado público y la guardia urbana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s