El oso y el madroño

El oso y el madroño

El oso y el madroño

El oso y el madroño

Entre los símbolos de Madrid, además de formar parte de su escudo, el oso y el madroño es de los más conocidos. Es por ello por lo que muchos madrileños lo utilizamos como el punto de encuentro -con permiso de la placa del kilómetro 0– para encontrarnos en una plaza tan grande como es la Puerta del Sol. Sin embargo, no todo el mundo sabe qué quiere decir este icono y qué relación tiene con nuestra ciudad. ¿Un oso en Madrid? ¿Y por qué un madroño? En esta entrada encontraréis respuestas a estas preguntas.

No sé si os habéis fijado, pero muchas civilizaciones y culturas están asociadas a animales, a los que se les ha dado un papel casi sagrado. Incluso, las fundaciones de varias ciudades están relacionadas a algún animal: el oso de Berlín, la loba de Roma, el águila de Tenochtitlan (ciudad de Méjico), etc. Madrid también lo está, y por esto en su escudo aparece un oso. Los documentos antiguos afirman que no era oso, sino osa, pero que se cambió en un momento dado. El origen del animal viene de antiguo: ya en la Batalla de las Navas de Tolosa (1212) las huestes madrileñas portaban pendones con la figura de una osa pasante. ¿Y por qué un osa? Pues porque por aquel entonces en la zona de Madrid había muchos osos, como sabemos por los documentos. Recordad que Madrid fue una villa favorita entre los reyes por su caza.

En cuanto al madroño, existe una historia sobre un pleito entre el Concejo y la Iglesia por la posesión de tierras, árboles, pastos y caza. Tras veinte años de disputas, en 1222 se acordó que a la Iglesia le correspondería los pastos y las tierras, y al Concejo, los árboles y la caza. Entonces, el Concejo cambió su escudo por una osa rampante sobre un árbol, en señal de posesión de éstos. Parece ser que este pleito nunca existió, ya que hasta hoy no hay documento que lo acredite. Simplemente, se decidió que el árbol representativo fuese un madroño porque había muchos en las tierras madrileñas.

Así que si pasáis por la Puerta del Sol y os hacéis una foto junto a la estatua de la osa y el madroño ya podéis comentarle a vuestros amigos cuál es el origen de estas figuras tan madrileñas. Dejaremos para otras entradas otros elementos y curiosidades que se esconden en los distintos escudos que Madrid ha tenido a lo largo de su historia.

Anuncios

Un pensamiento en “El oso y el madroño

  1. Es muy interesante, es la base de la visita por Madrid.
    Solo comentar, que igual que es osa, el madroño, no es un árbol, es un arbusto! No tiene mucha importancia, puede servir para añadir un detalle curioso a la visita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s